Home

Shows / Música Las mil formas del folclore

14 marzo 2019 Noticias


En el día dedicado al género, hubo propuestas para todos los gustos, desde grupos con aires de rock hasta la tradición de Los Carabajal, que lleva 52 años recorriendo los escenarios del país. Espacio Clarín se convirtió en un refugio de baile y alegría con la música de raíz argentina.

De las propuestas con aires innovadores al folclore de tradición. Del cancionero norteño a los chamamés del Litoral. El día dedicado al folclore en Espacio Clarín fue una demostración de lo variado de nuestra música de raíz.

La jornada comenzó con la actuación de Urmanos. El sexteto mostró un sonido con aires rockeros y reversiones de clásicos del folclore. “Chacarera de un triste”, “Déjame que me vaya”, “Luna tucumana”, “Que nadie sepa mi sufrir” y “Zamba para olvidarte” fueron algunas de las canciones que eligieron.

Blas Sansierra. Se sumó al grupo santiagueño en los últimos años. (Foto: Eduardo Aguada)

Blas Sansierra. Se sumó al grupo santiagueño en los últimos años. (Foto: Eduardo Aguada)

“Hacemos un carnavalito. ¿Quién se anima a bailar?” dijo la cantante del grupo Marilina Miguel. Luego, interpretaron el clásico “Carnavalito del duende”, que hizo bailar a todos en el escenario de Alberti y Güemes. Luego, salió al escenario el dúo Chazarreta-Romairone, que estuvo acompañado por la pianista marplatense Camila Suero. Juan Manuel Chazarreta y Fernando Romairone mostraron un repertorio bien santiagueño: “Añorando”, “Criollita santiagueña” y “Grito santiagueño”. También hubo tiempo para las canciones litoraleñas, como el clásico entrerriano “Merceditas”.

Los Pampas. Se destacan por sus arreglos vocales. (Foto: Eduardo Aguada)

Los Pampas. Se destacan por sus arreglos vocales. (Foto: Eduardo Aguada)

Es difícil pensar en el cancionero folclórico sin incluir una obra de Atahualpa Yupanqui, quizá el compositor más grande de nuestra música. El dúo hizo una versión de “La olvidada”, del artista nacido en la ciudad de Pergamino.

Con una base de guitarras, bombo y acordeón, Los Pampascontinuaron con la jornada. Aunque sus integrantes son de Buenos Aires, las canciones que mostraron fueron un muestrario de la producción de distintas provincias, como “La flor azul”, “El siestero” y “Sargento Cabral”.

Kali Carabajal. Uno de los integrantes del grupo que lleva el apellido de su familia. (Foto: Eduardo Aguada)

Kali Carabajal. Uno de los integrantes del grupo que lleva el apellido de su familia. (Foto: Eduardo Aguada)

El grupo se destacó por sus cuidados arreglos vocales en versiones de “Zamba para decir adiós” y “Zambita del musiquero”. Al final, interpretaron el clásico de Jorge Fandermole, “Oración del remanso”.

El esperado cierre fue con Los Carabajal. Antes de iniciar el show, se exhibieron imágenes del documental “Embrujo de mi tierra”, que se filmó para celebrar los 50 años de vida del grupo. “Tengan paciencia. Somos santiagueños”, dijo, en tono de broma, Mario “Musha” Carabajal, cuando estaban afinando los instrumentos.

Juan Manuel Chazarreta. Forma parte del dúo Chazarreta-Romairone. (Foto: Eduardo Aguada)

Juan Manuel Chazarreta. Forma parte del dúo Chazarreta-Romairone. (Foto: Eduardo Aguada)

La canción que eligieron para arrancar fue “Te voy a contar un sueño”, de Jacinto Piedra. “Él fue un gran talento, con visión de futuro, que se fue a los 36 años”, contó “Musha”.

A los pocos minutos del show, comenzaron a sonar las palmas al ritmo de la chacarera. “Desde el puente carretero”, “Como pájaros en el aire” y “Sembramos la chacarera” siguieron en la lista de temas, que también tuvo lugar para la zamba “Engañera”.

Urmanos. Folclore urbano con algunas viñetas de rock. El grupo abrió la jornada. (Foto: Eduardo Aguada)

Urmanos. Folclore urbano con algunas viñetas de rock. El grupo abrió la jornada. (Foto: Eduardo Aguada)

Una de las últimas canciones de la noche fue una suerte de himno de Santiago del Estero: “Entre a mi pago sin golpear”, de Carlos Carabajal Pablo Trullenque. Su letra es una invitación al baile y a conocer la tierra norteña.

El bis llegó con una sorpresa. Los Pampas subieron al escenario y, junto a Los Carabajal, interpretaron “Entra a mi hogar”. En ese momento de la noche, Espacio Clarín ya se había transformado en uno de esos patios santiagueños, con ánimo festivo y coreografía de chacarera.

 


Compartir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *