Home
  • Home
  • Noticias
  • Tocan el sábado 16 de febrero en la Usina del Arte

Tocan el sábado 16 de febrero en la Usina del Arte

14 marzo 2019 Noticias


Don Olimpio: el arte de innovar en el folclore con la tradición como punto de partida.

Andrés Pilar y Nadia Larcher desgranan la propuesta del grupo, que va al rescate del repertorio antiguo, desde la perspectiva del presente.

Hay un folclore emergente que reúne sin tensiones la tradición con la modernidad. Música de raíz que se vuelve sustento de esta innovadora mirada que tiene como uno de sus baluartes al noneto Don Olimpio, un colectivo de una llamativa sensibilidad interpretativa, dirigido por el pianista y arreglador, Andrés Pilar, y con Nadia Larcher en canto. El grupo se presentará este sábado, a las 21, en el Auditorio de La Usina del Arte, y el 13 de marzo y 10 de abril, en Vinilo.

-¿Cómo nació el proyecto Don Olimpio (nombre del abuelo del fundador del grupo, Pilar)?

Pilar: Nació a mediados de 2016, pero lo tenía pensado desde varios años atrás. Dirigía ensambles de folclore en instituciones como el Manuel de Falla y la Universidad de San Martín, donde me gustaba el resultado aunque teníamos limitaciones en lo sonoro. Además, yo no tocaba y me daban ganas de participar. En un momento dado comencé a pensar en el ensamble, y si bien tenía lo tímbrico muy en cuenta, quería reunir principalmente un grupo de calidad humana y técnica.

-Desde el comienzo hicieron mucho hincapié en la música anónima. ¿Es un sello de Don Olimpio?

Pilar: Tenía una serie de arreglos que había hecho en los ensambles que dirigía, y Don Olimpio partió con ese puñado de composiciones  que mostraron una línea hacia un repertorio antiguo, más un par de temas de Leda Valladares. El repertorio anónimo tiene una belleza enorme y está bastante inexplorado. Siento que hoy en día hay un afán en la composición nueva y es válido, pero este grupo va hacia el rescate de un repertorio antiguo. Aunque no de una manera antigua, porque no somos de esa generación. El grupo apunta a que se escuche la obra; es una música antigua en la composición con un tratamiento actual.

Andrés Pilar cuenta que Don Olimpio "nació a mediados de 2016, pero lo tenía pensado desde varios años atrás." (Foto: Juan Manuel Foglia)

Andrés Pilar cuenta que Don Olimpio “nació a mediados de 2016, pero lo tenía pensado desde varios años atrás.” (Foto: Juan Manuel Foglia)

-¿Resignan la composición?

Pilar: No del todo. Hacemos algún tema mío, otros de Carlos Moscardini, de Coqui Ortiz, pero esencialmente hacemos música de compositores antiguos. Lo contemporáneo se da más que nada en la interpretación, y no descontamos que vayamos hacia un repertorio con temas originales. Aunque creo que la variabilidad del material es parte del estilo que hoy transita el ensamble. Ahora, por ejemplo, agregamos música de José Luis Aguirre y dos temas de los hermanos Núñez (Don Tula Andando a gatas), con unas letras hermosas.

-¿Cómo afrontás un repertorio tan variado en tu rol de cantante?

Larcher: Pongo mi voz al servicio del arreglo y en función de la interpretación que pensamos en el colectivo. Se desdibuja esa noción de que ‘me están acompañando estos músicos’, bastante común en quienes cantamos. Acá tenemos otra manera de trabajar. La música la trae Andrés y en la banda terminamos de darle forma al lugar que va a tener cada uno. Mi voz es un timbre en el grupo y tiene la responsabilidad de nombrar el poema. Es un trabajo muy rico para mí, porque me ha ayudado a crecer y a pensar la música como una obra final y no como la canción sujeta al derrotero de la inspiración. Sentimos la belleza de estar sonando juntos.

Fue presentada la programación 2019 de la Usina del Arte: un amplio abanico de propuestas y varios nombres destacados

 

Pilar: Seguimos tocando Dueño no tengo (2017) y ahora tenemos diez temas nuevos. Estamos buscando una línea para llegar a ese segundo disco. Fuimos sumando temas no del todo homogéneos. Con la incorporación de Milagros Caliva en el bandoneón, que es una chamamecera increíble, hacemos dos chamamés y tenemos un arreglo sobre una vidala de Leda que explora la sonoridad de una manera muy diferente. Aún no estamos encontrando la manera de conectar ese universo sonoro, y creo que se va a ir decantando y tal vez se descarte algo.

-¿No tenés temor de terminar por estilizar un repertorio de raíz y que pierda su naturaleza?

Pilar: Cuidamos su naturaleza desde la interpretación. Hace diez años que estoy explorando este mundo musical y el trabajo es muy fuerte en lo interpretativo para que suene natural. Son dos instancias de trabajo, la de arreglar el repertorio y después sentarse a hacerlo sonar.

Larche y Pilar sostienen que una de las cualidades esenciales de Don Olimpio es el trabajo creativo conjunto. (Foto: Juan Manuel Foglia)

Larche y Pilar sostienen que una de las cualidades esenciales de Don Olimpio es el trabajo creativo conjunto. (Foto: Juan Manuel Foglia)

Pilar y Larcher coinciden en que los arreglos cobran vida por la sutileza de los músicos que componen el grupo, con Juan Pablo Di Leone en flauta, Federico Randazzo en clarinete, Caliva en bandoneón, Juan Manuel Colombo y Leopoldo Andersen en guitarras, Diego Amerise en contrabajo y Agustín Lumerman en percusión. “Hoy siento que hay un sonido Don Olimpio, en el que si bien cada uno sigue la partitura, hay variaciones que se salen de ese corset para integrarse de modo más espontáneo”, cuenta Pilar.

Para Larcher la canción va naciendo a partir del arreglo.  “Es muy interesante lo que sucede en los ensayos, porque hay un ida y vuelta muy reflexivo en torno a lo que suena”, dice.

-¿Hay un estado deliberativo respecto de la música?

Pilar: Cada vez más, porque al principio traía los arreglos y así se tocaban. Hoy se opina, se prueba y vemos si va o no, pero la puerta siempre está abierta.

Larcher: Es muy interesante porque cada uno muestra cómo piensa la música, con sus sensibilidades y hay propuestas en las que cambiamos los lugares. En la interpretación alguien pide más presencia del beat en una chacarera o que el piano sea más sutil y todo enriquece.

-¿Cómo trabajan con la voz?

Pilar: En general la melodía y la letra ya están dadas, y hay menos posibilidades de hacer cambios en lo vocal. Pero Nadia aporta desde el fraseo, la intensidad o el énfasis, que no está escrito y se vuelve un timbre más.

El grupo viene de participar en un festival en Andalgalá, Catamarca (donde creció Larcher), en el que recibió una respuesta mayúscula por parte del auditorio. “Debemos romper el miedo de participar en esos espacios, que quizás por comodidad o por un prejuicio que construimos nosotros o el mercado, y nos alejamos de la gente. Hay que dar la pelea y romper ese miedo que nos aleja del pueblo. Esta música es de ellos”, dice Larcher.

" Las artistas somos trabajadores de la cultura, y debe haber equidad laboral para nosotras", sostiene Nadia Larcher. (Foto: Juan Manuel Foglia)

” Las artistas somos trabajadores de la cultura, y debe haber equidad laboral para nosotras”, sostiene Nadia Larcher. (Foto: Juan Manuel Foglia)

“Nos interesa tocar afuera de Buenos Aires, sentimos que hay un público ávido de escuchar estas músicas”, remató Pilar.

Un tema insoslayable es el cupo femenino en los festivales en el que tanto Larcher como Pilar sostienen que es un reclamo capital. “Nos parece fundamental porque la mayoría de los festivales de folclore están financiados por los gobiernos provinciales o municipales. Debería ser una preocupación del Estado la presencia femenina. Es ahí donde el municipio debe garantizar el espacio como una política de igualdad, es su obligación en la equidad laboral. Las artistas somos trabajadores de la cultura, y debe haber equidad laboral para nosotras. Estamos listas para subir al escenario y dar nuestro mensaje. El folclore no tiene memoria de mujer”, concluye Larcher.

Don Olimpio se presentará este sábado, a las 21, en el Auditorio de la Usina del Arte, Caffarena 1. La entrada es gratuita.


Compartir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *